PRISIÓN PERMANENTE REVISABLE

Prision_permamente_revisable

“Pero no estoy con ánimo para describir tanta belleza, pues cuando hube contemplado la vista exploré un poco más; por todos lados puertas, puertas, puertas, todas cerradas y con llave. No hay ningún lugar, a excepción de las ventanas en las paredes del castillo, por el cual se pueda salir. ¡El castillo es en verdad una prisión, y yo soy un prisionero!”
DRÁCULA, Bram Stoker

 

David Oubel asesinó a sus hijas de cuatro y nueve años con una sierra radial eléctrica y un cuchillo de cocina. Desde que en 26 de marzo de 2015 el Congreso de los Diputados aprobara la Prisión Permanente Revisable, con los votos del Partido Popular, como parte de la Ley de Seguridad Ciudadana, ha sido el único preso en España condenado a esta pena, máxima privativa de libertad que existe en nuestro Código Civil. Esta pena solo puede ser aplicable «en supuestos de excepcional gravedad en los que está justificada una respuesta extraordinaria mediante la imposición de una pena de prisión de duración indeterminada, sujeta a un régimen de revisión». Yo no sé si a mis queridos lectores en particular, y a los españoles en general, les parecerá de excepcional gravedad que un padre acabe con la vida de sus dos hijas pequeñas de una forma tan vil, tan cruel y sanguinaria.

Lo que lamentablemente parece estar claro, es que a determinados grupos políticos no consideran que existen circunstancias criminales excepcionales que merecen penas proporcionales al delito cometido. Concretamente,  el 4 de octubre de 2016 el Pleno del Congreso de los Diputados debatió y aprobó por mayoría  de los Grupos Parlamentarios Vasco (EAJ-PNV), Socialista, Esquerra Republicana, Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea y Mixto, la Proposición no de Ley para la Derogación de la Pena de Prisión Permanente Revisable. Todo lo contrario a lo que sienten y piden las víctimas afectadas por estos delitos de gravedad extrema, como Rocío Viétez, madre de las  dos niñas asesinadas por su padre, David Oubel, que se ha movilizado para recoger firmas pidiendo a los partidos políticos que no deroguen esta ley.  Una petición que ha sido secundada por la madre y la hermana de Diana Quer, y que a día de hoy supera las 124.000 firmas.

Ciudadanos por el momento prefiere mantenerse de perfil ante la situación, con una abstención que vuelve a poner de manifiesto su naturaleza veleta, que le induce a “no mojarse” evitando posicionarse ante cuestiones de gran trascendencia para la sociedad española. Albert Rivera ha justificado la abstención de la formación naranja, en que debe prevalecer el objetivo de la reinserción del delincuente. Lo cual no es incompatible con la aplicación de esta ley, porque tal como se señala claramente la Exposición de Motivos, no renuncia a la reinserción del penado, ya que una vez cumplida una parte mínima de la condena, “un Tribunal deberá valorar nuevamente las circunstancias del penado y del delito cometido y podrá revisar su situación personal”.

De esa misma Exposición de Motivos de la Ley trasciende, precisamente el aspecto humano de esta pena,  “al garantizar un horizonte de libertad para el condenado”. Y es que una vez cumplido el tiempo mínimo de la condena, “si el Tribunal considera que no concurren los requisitos necesarios para que el penado pueda recuperar la libertad, se fijará un plazo para llevar a cabo una nueva revisión de su situación; y si, por el contrario, el Tribunal valora que cumple los requisitos necesarios para quedar en libertad, se establecerá un plazo de libertad condicional en el que se impondrán condiciones y medidas de control orientadas tanto a garantizar la seguridad de la sociedad, como a asistir al penado en esta fase final de su reinserción social”.

La Prisión Permanente Revisable, no implica, por tanto, una pena definitiva en la que el Estado se desentiende del condenado, sino todo lo contrario, al realizarse las revisiones correspondientes, en los periodos pertinentes en función de la gravedad de los hechos delictivos.

A pesar de la oposición del Grupo Popular, el pasado 10 de noviembre, fue admitida a trámite una Proposición de Ley de Modificación de la L.O. 10/1995 del Código Penal (Orgánica), que pretende derogar la prisión permanente revisable.

Somos  muchos los ciudadanos que apoyamos la pena de prisión permanente revisable como medio para garantizar la seguridad, los derechos y libertades de todos los españoles. Porque, queridos amigos, será muy importante que el parricida Oubel se reinserte en la sociedad y pueda vivir feliz y tranquilamente, pero sus dos hijas pequeñas de 4 y 9 años, ya nunca tendrán la oportunidad de ser felices porque ni siquiera tienen la oportunidad de vivir. Reinserción, por su puesto, y para ello está la figura de la revisión, pero justicia y seguridad, siempre ante todo.

Anuncios

QUERIDOS REYES MAGOS

queridos_reyes_magos

“Él sabía lo que sabía: que el mundo real está lleno de magia, por lo que es fácil que los mundos mágicos se hagan realidad.” Salman Rushdie

 

He logrado encontrar un momento de tranquilidad, en el silencio de la noche, para sentarme en el salón de casa, en una reunión en la que, como cada año, me acompañan el árbol de Navidad, un sencillo portal de Belén y tres vasitos con vino dulce, junto con un antiguo plato de porcelana esmaltado con motivos navideños que contiene un generoso puñado de roscos, polvorones y algún que otro mantecado. Todo está dispuesto, para que cuando esta noche, Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente, pasen por mi casa, puedan hacer una pequeña pausa, reponiendo fuerzas con los dulces y con el moscatel, de modo que entren en calor y renueven su mágica energía en una noche en la que tienen un inmenso trabajo por hacer… en tantos hogares del mundo.

Observo los tres vasitos perfectamente alineados y, a continuación, tomo un bolígrafo con la zurda, y sobre el papel en blanco que reposa encima de la mesa de madera, comienzo a escribir, tratando de esforzarme por lograr el mejor trazo posible, tal como he venido haciendo durante décadas en una noche especialmente mágica como esta, las siguientes palabras: “Queridos Melchor, Gaspar y Baltasar…”

En ese mismo instante, ya no soy yo… la magia me ha transformado, sacando de mi interior el niño que aún llevo dentro y que es quien dicta con verdadera ilusión, las reflexiones y peticiones que deseo realizar a los Reyes Magos.

“Queridos Reyes Magos, deseo –en primer lugar- pediros salud para todos como bien universal. La salud es sin duda el don más preciado para el ser humano, ya que es básica y primordial para el completo desarrollo y crecimiento de la persona y su integración en la sociedad. Desde las administraciones tenemos el deber de proporcionar un medio ambiente adecuado para la preservación de la salud, así como garantizar el acceso a una atención integral para que las personas pueden disfrutar del más alto nivel posible de salud. Para ello, es imprescindible seguir trabajando para que las infraestructuras, los bienes y los servicios en materia de salud, estén al alcance de todos, y sean regidos por los principios de equidad y respeto.

Me gustaría pedir, especialmente al Rey Melchor, por ser el de más edad, que nos infundiera el don de saber apreciar y valorar el tiempo.  Vivimos en un mundo caótico en cuanto a prisas, horas de trabajo y mares de obligaciones. Resulta irónico que muchas veces nos dediquemos a trabajar de sol a sol, para obtener un futuro mejor, mientras nos olvidamos de disfrutar del presente que es lo que verdaderamente tenemos. Tiempo para compartir con nuestros mayores antes de que un día partan para no volver; tiempo para disfrutar de la familia y los amigos; tiempo para jugar y crecer junto con nuestros hijos; y tiempo para regalarnos a nosotros mismos la oportunidad de conocernos mejor, de madurar y de evolucionar como personas.

A mi querido Rey Gaspar, me gustaría pedirle, especialmente por la Justicia; sé que es una petición muy compleja porque abarca todos los aspectos de la vida, pero confío en que Su Majestad, pueda resolver tal petición. Que el Año Nuevo que acaba de llegar, sea justo con las responsabilidades, el esfuerzo y las situaciones que claman esa justicia. En este sentido, no puedo dejar de pensar en los cientos de víctimas del terrorismo que aún hoy, en España, siguen alzando la voz para pedir Memoria, Dignidad y Justicia.

Al Rey Baltasar quiero pedirle algo que es muy urgente y necesario, porque afecta cada día a miles de mujeres y niños y, naturalmente, también afecta a muchos hombres. Es absolutamente imprescindible que cese la violencia de género. Ningún ser humano merece vivir atemorizado en su propio hogar, con el miedo permanente de  no saber por qué, cuándo ni cómo va a saltar la chispa que detone los golpes de los puños y las palabras de quien se supone debiera ser nuestro mejor y más importante compañero de viaje en esta vida. Solo en España, 2017 se cobró 48 víctimas mortales por violencia machista y, concretamente, la región de Madrid, triplicó el número de muertes por esta lacra con respecto a 2016.  Si el asesinato de una mujer por causa de la violencia machista no fuera suficientemente terrible, el hecho de que algunos de esos asesinatos violentos se hayan cometido delante de los propios hijos, es una de las mayores aberraciones que puede acontecerle al ser humano. Y, de una vez por todas, debemos unirnos todos con firmeza para que jamás puedan volver a suceder atrocidades como estas.

Queridos Reyes Magos, tengo tantas cosas por las que pediros… Pero sé que no debo excederme ya que tenéis que atender miles de peticiones por todo el mundo. Por ello, antes de finalizar esta carta, me gustaría realizaros una última. Se trata de un ruego que os hago para mi amada España, mi patria y mi hogar. Tierra de mis antepasados, a la que quiero profundamente y de la que me siento absolutamente orgulloso. Deseo, queridas Majestades del lejano Oriente, que alumbréis en cada español, el mismo sentimiento de orgullo y de amor por España, que siento yo en mi pecho. Que sentirse español fuera algo innato en todos los compatriotas, ya que todos hemos nacido en esta hermosa cuna con forma de piel de toro, bajo los mismos rayos del sol que bañan las costas cántabras, mediterráneas o atlánticas, o los inmensos campos del interior. Todos somos hermanos de la misma Cultura, que rebosa arte, genio y figura. Conocedores y reconocedores de que la diversidad nos enriquece en la unión, y convencidos de que solo unidos, sin fisuras ni rupturas, podremos seguir siendo una gran nación.

Mis queridos Melchor, Gaspar y Baltasar, este año, deseo que aquellos mágicos presentes de oro, incienso y mirra que hace 2018 años postrásteis a los pies del Niño Dios recién nacido, se transformen en salud universal, tiempo para compartir, justicia para todos, fin de la violencia machista, trabajo digno para todos, y unidad y sentimiento de amor y orgullo por España en el corazón de todos los españoles.”

Llenaré cuatro vasitos con vino dulce, para brindar junto a Sus Majestades, para agradecerles que se cumplan estas peticiones.

LA REVUELTA DE LOS PERNILES

la_revuelta-de_los-perniles

“Bajo condiciones de tiranía es más fácil actuar que pensar.” Hannah Arendt

 

Esta Navidad, ni uvas, ni ponche de crema, ni frutos secos, ni perniles de jamón… Venezuela, desgraciadamente, se sigue muriendo de hambre;  esto no es nada nuevo, pero sí lo es, que en esta ocasión, han sido barrios enteros –muchos de los cuales se mantenían fieles al régimen de Maduro, en cuya utopía revolucionaría un día pusieron su esperanza- los que se han levantado en protestas, ante la desesperación y la cólera despertadas por el hambre, la escasez de medicinas, de electricidad y de gas.

Venezuela cierra el año 2017 con una inflación del 2.500 por ciento, lo que ha disparado los precios, incluso de los productos de primera necesidad, a unos niveles absolutamente insoportables, y sumando esta carestía a la escasez de abastecimiento en los mercados, el pueblo venezolano, muere literalmente de hambre.  Pero el régimen del tirano Maduro, busca la solución al problema de la hambruna en la amenaza y el terror: matar al que pida de comer. Y así procede el líder bolivariano: “Mano dura, y al que haga armas contra la República, que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana se encargue de él con todo su poder de fuego, así lo ordeno.”

Es Navidad y, esta vez, en Venezuela, las protestas no han surgido motivadas o incentivadas por una iniciativa política, sino que han nacido de forma espontánea desde la calle, desde una sociedad más que hastiada y desesperada por la falta de alimentos, de sanidad, de seguridad… La “revuelta de los perniles” ha alcanzado al mismísimo epicentro social del chavismo, a barrios populares que se mantienen a duras penas, gracias a la entrega de subvenciones y las bolsas de alimentos que les entrega el régimen, a cambio de mantener apaciguados a este sector de la población. Pero, la calle, se mueve de nuevo.

En los países cristianos, donde la Navidad se celebra como un tiempo lleno de fe y de magia, en el que tradicionalmente se reúnen las familias entorno a la mesa para compartir una cena especial en Nochebuena, o una comida tradicional el día de Navidad, es cuando, precisamente, en situaciones críticas como la que se está viviendo en Venezuela, las personas sufren con toda intensidad el hecho de la humillación y la desesperanza de no poder alimentar a la familia y a sus seres queridos.

Hasta ahora, el chavista Maduro, había mantenido a raya a los sectores de población más cercanos al régimen, con la entrega, cada Navidad, de cierta cantidad de alimentos especiales; pero estas fiestas navideñas, el pernil de cerdo que Maduro prometió entregar a quienes participaran en las pasadas elecciones, colaborando por la causa bolivariana, no ha llegado a los domicilios. Era una promesa de difícil cumplimiento, ya que las granjas en Venezuela están nacionalizadas o son permanentemente saqueadas y, si se busca una alternativa mediante la importación del producto, la solución es igualmente complicada, cuando se debe al productor en Portugal que suministró los perniles, la pasada Navidad, cuarenta millones. Lógicamente, el productor portugués, este año ha cerrado el grifo al régimen de Maduro. Pero como también viene siendo habitual, el dictador, ha buscado la justificación a la crisis, en la teoría de la conspiración, de la que con tanta frecuencia echa mano, para indicar que todo ha sido producto de una conspiración de Portugal, naturalmente, con la figura de Donald Trump, detrás de los acontecimientos.

Nicolás Maduro ha llevado a Venezuela al colapso total. Y ante una hiperinflación descomunal, el ministro de Comunicación e Información del país, anunciaba hace pocos días, que el Gobierno pretende pagar a sus proveedores internacionales con una nueva criptomoneda a la que han denominado “petro”, cuyo valor se basa en los recursos naturales del país. Concretamente, tendrá como respaldo inicial el petróleo del campo de Ayacucho, en el Orinoco, que cuenta con una reserva de más de 5.000 millones de barriles de petróleo.

Una verdadera lástima, que la terrible gestión de un régimen tiránico lleve a hipotecar los recursos naturales de un país, cuyo crecimiento y desarrollo estarían ligados, precisamente, a la buena gestión y al aprovechamiento de tales recursos.

Nicolás Maduro quiere pagar la deuda exterior a base de criptomoneda, pero el pueblo venezolano se muere de hambre y el “petro” no saciará su hambruna esta Navidad. La solución de Maduro es matar a quien pida comida… En el fondo, quienes están desesperados, pierden el miedo y, lamentablemente, algunos prefieran morir revelándose que morir de hambre.