RESPONSABILIDAD, TEMPLANZA Y PROPORCIONALIDAD

responsabilidad_templanza_proporcionalidad

“Venera tu facultad intelectiva. Todo depende de ella para que en tu guía interior no haya nunca opinión alguna en desacuerdo con la naturaleza ni con la constitución del ser racional. Ella garantiza la ausencia de precipitación, las buenas relaciones con los seres humanos y el beneplácito de los dioses.” Marco Aurelio

 

Con el artículo 155 puesto sobre la mesa, resulta más sencillo  aventurarse a realizar cábalas sobre los posibles escenarios de su aplicación, que concretar detalles sobre la misma, ya que los partidos constitucionalistas, con el Gobierno al frente, aún se hallan en pleno proceso de negociación, sobre aspectos determinantes de su puesta en marcha. El en seno del Consejo de Ministros extraordinario de hoy sábado se elaborará un informe con las medidas que se aplicarían en Cataluña, el cual será entregado al presidente del Senado para su votación, que podría llevarse a cabo el viernes 27 de octubre. Por tanto, hasta que se produzca esa votación por parte del Senado, nada es definitivo. Desde el Gobierno se contempla un plazo de duración limitado en su aplicación, el tiempo justo para recuperar la legalidad, aunque se abre la posibilidad de efectuar un control transversal de todas las áreas del gobierno autonómico. Este es el motivo por el cual desde el Ejecutivo se han pedido informes a los ministerios, sobre cómo afectaría el 155 a la gestión de su ámbito de competencia.

El Ministerio de Educación tiene listo su informe. El propio ministro de Educación y portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo ha matizado que precisamente en estos momentos hay que tener la cabeza fría y aprovechar para trabajar con un instrumento muy valioso que es la Comisión del Congreso para el pacto educativo.

España cuenta, en general, con un buen sistema educativo, aunque ello no es óbice de que se puedan realizar reformas que permitan un mejor conocimiento global de nuestro país y no la vinculación atomizada según territorios. La inmensa mayoría de los profesores realiza una gran labor y por ello, no se debe generalizar para no poner en cuestionamiento su trabajo y su función transversal, frente a algunos casos concretos. Y, precisamente, para abordar situaciones concretas, existen cauces como la Alta Inspección, cuya principal función es investigar los casos concretos en los que pueda producirse una mala praxis, y cuya figura quiere reforzar y poner en valor el Gobierno.

Sin duda, el tema de la educación, resulta fundamental en el desarrollo y la construcción de las sociedades. La educación constituye el pilar esencial sobre el que se desarrollan los ciudadanos del presente y el futuro, y por extensión, el pilar fundamental sobre el que germinan todas las sociedades. Por ello, es un área extremadamente compleja que requiere especial cuidado y delicadeza.  En el contexto de Cataluña, deberá requerir un plan consensuado por parte de los partidos políticos con la colaboración imprescindible del profesorado.

Siempre he defendido que evidentemente es mucho más complejo abordar los asuntos desde la posición del partido que gobierna que desde la oposición, ya que la responsabilidad inherente al Ejecutivo, obliga a tener una dosis extra de prudencia y templanza. Por ello, el Gobierno, en todo momento, ha defendido la idea de que en la aplicación del artículo 155 prevalecería el carácter de temporalidad y eficacia para resolver el conflicto creado en Cataluña por los dirigentes de la Generalitat y de este modo que se pueda volver a la legalidad, y puedan llevarse a cabo unas elecciones en Cataluña cuando sea necesario, no cuando algunos cazadores de la oportunidad quieran.

Es importante que todos tengamos en cuenta que la aplicación del artículo 155 sería una medida coyuntural extraordinaria para solventar la situación de gravísima crisis que atraviesa Cataluña, que nos permita volver a la legalidad, y restablecer la concordia social y la convivencia pacífica, con responsabilidad, templanza y proporcionalidad.

 

Anuncios