AMAR A PATRIA

amar_la_patria

No nací en un rincón remoto: mi patria es el mundo entero.” Séneca

Decía Lord Byron que “el que no ama a su patria no puede amar nada”, creo que muy pocas veces en la historia reciente de España, han tenido tanta vigencia sus palabras, dada la situación de máxima tensión que estos días se está viviendo en Cataluña. Los dirigentes de la Generalitat que ansían fracturar España, han encontrado en aquella masa de población que no solo no ama a su patria, sino que odia todo aquello que representa España, el caldo de cultivo perfecto para tratar de incendiar las calles, de llevar su “revolución” al asfalto, ahora que empiezan a ser conscientes de que el Estado no les permitirá llevar a cabo su locura independentista.

Esta semana hemos sido testigos atónitos de cómo en Barcelona, las huestes secesionistas rodeaban de forma masiva el edificio de la Consejería de Economía y Hacienda, para amedrentar y amenazar a la Guardia Civil que cumplía el operativo policial para abortar “las estructuras de Estado” que los independentistas estaban ultimando para creación de esa futura “República Catalana” que tanto reclaman. Lamentablemente pudieron llegar hasta la puerta de la Consejería, ya que no se desplegó, inicialmente, ningún cordón policial.  Y es que el Mayor de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, había comunicado previamente a la Policía Catalana, que debían ser especialmente cuidadosos con el uso de la fuerza en el mantenimiento del orden público.

De hecho, el juez de Barcelona que investiga el 1-O, Juan Antonio Ramírez Súnyer, tuvo que llamar a medianoche, al Mayor de los Mossos d’Esquadra, para ordenarle expresamente que activara de una vez el dispositivo de seguridad frente a la sede de Consejería para que pudiera salir la comitiva judicial, que se venía demorando a pesar de la urgencia.

Debe ser que para Trapero, el hecho de que los manifestantes radicales atacaran los coches de la Guardia Civil, ocasionando grandes desperfectos, no tiene nada que ver con el orden público… Tampoco el hecho de que acorralaran el cuartel de la Benemérita en Manresa.

Con este panorama, y mientras Ada Colau llama a las movilizaciones como respuesta a las actuaciones del Estado de Derecho, Rufián se desencaja y vuelve a perder los papeles, y Anna Gabriel compara la operación de la Guardia Civil ordenada por el Juzgado con un golpe de Estado… En Madrid, “Madrileños por el derecho a decidir”  trataban de llegar a la Puerta del Sol, llevando a  cabo una manifestación ilegal respaldada por Ahora Madrid, Unidos Podemos, PNV, PDeCAT y Esquerra Republicana de Cataluña –cómo no, los mismos de siempre-.

Y es que como no podía ser menos, Podemos sigue tratando de sacar rédito político a la grave situación provocada por el desafío independentista, transformando el pretendido referéndum del 1 de octubre, en una protesta contra Rajoy. El iluminado Iglesias, ha cuestionado la acción de la Justicia e incluso se ha atrevido a hablar  de “presos políticos”.

Ya lo dijo el miércoles el presidente Rajoy, es el momento de que las fuerzas políticas colaboremos para proteger nuestra Nación y no ponerla en duda.  Por el contrario, quienes aprovechan el órgano independentista para generar inestabilidad en la calle y debilitar las instituciones, tendrán que responder ante los españoles por su deslealtad.

El presidente del Gobierno ha vuelto a ofrecer la vía del diálogo para tratar de construir un nuevo tiempo, siempre bajo la legalidad; pero si los desleales y antidemocráticos nacionalistas catalanes continúan con su actitud de confrontación, encontrarán enfrente toda la fortaleza de un país democrático y moderno que es España. Lo afirmaba Mariano Rajoy en nombre del Gobierno, asegurando que garantizaba su determinación de hacer cumplir la ley sin renunciar a ninguno de los instrumentos de nuestro Estado de Derecho.

Hoy los dirigentes separatistas de la Generalitat buscan calar en las hordas cuptasunas un mensaje de victimismo que mantenga encendido el odio hacia el Estado español, un mensaje que convierte las detenciones de los altos cargos sediciosos en una operación represiva de sus libertades. Sin embargo, el desmontaje de la estructura del referéndum ilegal llevado a cabo el miércoles, era una exigencia legal y una necesidad democrática.

El referéndum del 1-0 es una quimera y no podrá celebrarse pero… ¿qué ocurrirá cuando despertemos el 2 de octubre? Es realmente complejo tratar de buscar la respuesta a una situación que lleva prolongándose décadas mediante el adoctrinamiento en el odio a España, porque una cosa es no amar la patria, como decía Lord Byron, y otra muy distinta es odiar a España.

Anuncios