Raíces

arboles junto a la iglesia de Brunete¿Veis estos árboles? Son altos y firmes. Cuanto mayores y más robustas son sus ramas, más fuertes y poderosas han de ser sus raíces. Éste es, sin duda,el único medio de sustentar los árboles más magníficos y extraordinarios: sus raíces.

La vida pone de manifiesto, una y otra vez, que cuando algo provechoso, tal como sucede con una semilla, cae sobre tierra fértil, ésta no queda yerma, sino que comienza poco a poco a cobrar vida, iniciando su proceso de crecimiento, siempre a partir del desarrollo de sus raíces.

Las raíces son, pues, el sustento de la vida, los lazos que unen los frutos a la tierra; el génesis, el origen, el pilar sobre el que se asienta nuestro presente y sobre el que se edificará nuestro futuro.

Por ello, la esencia de un pueblo vive y se alimenta de la fuente inagotable de sus raíces; raíces que solo lograrán ser perpetuas a través del respeto, el cuidado y el mantenimiento activo de su recuerdo.

Mi mayor deseo es lograr que Brunete sea un pueblo con alma y, por ello, es necesario contar con unas raíces fuertes que sustenten cada sueño, cada proyecto, cada ilusión, de ese Brunete que queremos para todos. Seguiremos mimando nuestras raíces, es mi compromiso.