Carta a los vecinos de Brunete

Estimad@ vecin@,

Permíteme que una vez más me ponga en contacto contigo a través de esta vía, y que lo haga como alcalde, pero también como un brunetense más, criado en un pueblo al que amo profundamente. Como sabes, nuestro país se halla en un momento en el que debe afrontar complicados retos. Todos tenemos familiares, amigos o conocidos que atraviesan dificultades a causa de la crisis.

Por ello, desde el primer minuto en el que tuve el honor de ser elegido alcalde, mi mayor preocupación ha sido trabajar duro para contribuir a cambiar esta realidad. Siendo sinceros, debo reconocer que nos queda un largo camino por recorrer. No existen fórmulas mágicas para llegar antes a la meta. Sólo nos queda seguir trabajando para transformar la realidad. Somos un gran pueblo y, entre todos, lograremos que España vuelva a la senda del crecimiento y el empleo muy pronto.

Creo firmemente que una de las claves que nos llevarán al éxito es la austeridad. Por eso, el principal objetivo de mi equipo de gobierno es la contención del gasto público, sin renunciar a la alta calidad de vida que disfrutamos en Brunete y a que sigas recibiendo los servicios públicos con la eficacia que mereces. Seguro que podemos seguir mejorando y te invito, una vez más, a que nos transmitas aquellos aspectos en los que crees que aún podemos hacerlo.

A lo largo de estos diez meses, hemos adoptado varias medidas de austeridad. Entre ellas, se encuentra el “Plan Brunete Eficiencia”, o la reducción de los sueldos del equipo de gobierno en más de un 15 por ciento de media.

Quiero informarte de que el pasado 30 de marzo, el pleno municipal aprobó con los votos del Partido Popular y las abstenciones de PSOE e IU, un “Plan de Ajuste Económico” que estará vigente durante los próximos diez años. Ésta es una medida exigida por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas para que los municipios podamos acogernos al fondo para la financiación de los pagos a proveedores. Un fondo creado por el Gobierno de España para dinamizar la economía y ayudar a que las entidades locales salden las deudas que tienen actualmente con sus proveedores. El objetivo es apoyar a las empresas, especialmente a las pequeñas y medianas empresas, y a los autónomos, que son quienes más están sufriendo en estos momentos y, además, los que más empleo generan en Brunete.

El conjunto de medidas recogidas en el Plan de Ajuste permitirá que Brunete alcance la estabilidad presupuestaria, el déficit cero, antes incluso de los diez años en los que estará vigente este Plan de austeridad. Es decir, no se gastará ni un euro que antes no se haya ingresado en las arcas municipales. En materia de gasto, el Plan contempla que no se producirán despidos en la plantilla municipal.

Para reducir los costes de personal, el Plan estipula que se amorticen las plazas vacantes y las jubilaciones, así como la reducción en un 30 por ciento de los incentivos y pluses que recibe el personal laboral por productividad. El ahorro total en el capítulo de personal alcanzará los 6.317.147 euros en los próximos diez años sin que se produzcan despidos.

Otras medidas de austeridad serán la recuperación de la gestión directa de los servicios de recaudación municipal (con un ahorro total de 1.917.300 euros), la firma de un nuevo convenio con la compañía de suministros de electricidad para ahorrar 297.000 euros o la formalización de un nuevo contrato de concesión del servicio de recogida de basuras que supondrá un ahorro total de 2.813.160 euros y una mejora en este servicio que recibes.

En materia de ingresos, el IBI (la contribución) únicamente aumentará lo que marque el IPC anual, de acuerdo con la actualización de valores decretada por la Gerencia de Catastro de la Agencia Estatal de Administración Tributaria hasta el año 2019 y la aplicación transitoria excepcional para los ejercicios 2012 y 2013 del tipo impositivo según Real Decreto- Ley 20/2011.

Sé que la actualización del valor catastral supone un incremento del IBI para muchos hogares. Como quizá ya sepas, el año pasado el equipo de gobierno presentó una moción al pleno municipal para reducir el coeficiente del IBI en un diez por ciento anual hasta el año 2014, reduciéndolo del 6% al 4%. La moción no pudo salir adelante por el voto negativo de todos los grupos de la oposición. La intención de mi equipo de gobierno es seguir buscando soluciones para no aumentar la presión fiscal municipal en estos momentos especialmente difíciles para las familias.

El Plan de Ajuste también determina estudiar diversas medidas de financiación para que los servicios deportivos municipales no sean deficitarios para el Ayuntamiento. Para ello, se prevé formalizar una concesión administrativa para la explotación de las instalaciones al objeto de ingresar 336.000 euros durante el tiempo en el que el Plan estará vigente. Igualmente, se estudiarán alternativas de financiación para que los actuales servicios de la escuela infantil o la escuela municipal de música dejen de ser deficitarios para las arcas municipales. Quiero anunciarte que estas medidas no supondrán una desmejora de estos servicios públicos. Al contrario, el objetivo es aumentar la calidad de los mismos.

Quiero que sepas que las puertas de mi despacho y las de los concejales de mi equipo de gobierno están permanentemente abiertas para escuchar aquellas quejas, sugerencias, propuestas e inquietudes que te afecten. Estamos a tu disposición siempre que lo requieras.

Aprovecho para recordarte que, a través de la iniciativa “El alcalde a tu puerta”, puedo ser yo quien me desplace a tu domicilio para escucharte, si así lo prefieres. Puedes ponerte en contacto conmigo solicitando cita en el teléfono 91 815 90 66, a través la página web del Ayuntamiento (www.brunete.org), o bien mediante:

. correo electrónico: alcaldia@brunete.org
. twitter: @BorjaGIglesias
. facebook: Borja Gutiérrez Iglesias
. Blog: borjagutierreziglesias.wordpress.com

También te pido que, cuando nos veamos por la calle, no dudes en comentarme cualquier aspecto que creas que debemos mejorar.

Estoy seguro de que entre todos haremos del Brunete del siglo XXI una localidad de referencia en nuestra región: moderna, próspera, dinámica, cercana y optimista. Una ciudad con alma construida entre todos.

Recibe un cordial saludo,

Borja Gutiérrez Iglesias
Alcalde de Brunete

Mi juguete preferido

“MI JUGUETE PREFERIDO”

Así tituló una de sus más destacadas comedias Richard Donner y encargó el papel protagonista al gran cómico Richard Pryor, hace ya treinta largos años.
Buenos recuerdos… Cada comienzo de curso, recuperábamos con inusitada ansiedad la película, en nuestras innovadoras clases de religión.
Pryor, periodista en paro, entra a trabajar – para no perder su casa – como cuidador de una tienda en la compañía de un millonario. Una noche, mientras Pryor está limpiando en el departamento de juguetería, el hijo del millonario que pasea por la tienda, puesto que su padre le permite tener todo aquello que desee, observa cómo Pryor se entretiene jugando, y le solicita como su nuevo juguete. Pryor, al principio ofendido, no quiere, se niega en rotundo, pero el gran Padre del chico se ocupa de convencerle a base de dinero y Prior, finalmente, acaba aceptando ser el juguete del mismo. En el transcurso de la película, Pryor aprende sobre la vida del niño y éste termina entendiendo que todas las personas merecen respeto y que no está bien tratarlas como objetos…
Curioso caso de incandescente analogía e insólito paralelismo.
Nuestra acción sindical,sí, la nuestra, la – todavía – en muchos casos vertical, se ha estado comportando de manera adormecida, anestesiada, sin responder a las bases – protegida, amparada, nutrida por el gran Estado protector que nos regaló Zapatero y su estrategia de cuantiosas indulgencias como contraprestación a bulas permanentes, solo para algunos, – pero sin duda suficientes.
Niño malcriado, sobreprotegido y caciquil fue el resultado de este mecanismo social creado por el otrora adalid del Nuevo Socialismo – con rostro humano – más bien “jeta” diría yo…Y así estamos, el juguete ahora no se les da y protestan sin esperar a los resultados del trabajo de otros, en despótico ademán, amparados – naturalmente – en un derecho constitucional.
No importan las pérdidas, la imprudencia de llevar a cabo acciones que menosprecian el valor de las consecuencias, va en la naturaleza de algunos o es-quizás- a lo que se les ha acostumbrado.
El día que nuestra acción sindical al completo – puesto que hay honrosas excepciones – entienda que el Estado nos limpia el camino y nos enseña a recorrerlo pero no nos regala la bicicleta…
El día que crea verdaderamente que todo el mundo, con independencia de su afinidad política, merece respeto…El día que comprenda que sus bases no deben ser tratadas como objetos…
Ese día podremos decir que su papel constitucional está escrito con pulso firme y espíritu fiscalizador real.
Lástima que fuera una película, lástima que fuera ficción…

Borja Gutiérrez Iglesias